La banca offshore es odiada e incomprendida

imagen banca offshore es odiada e incomprendida

En primer lugar, vamos a poner las cosas claras: Elusión fiscal y evasión fiscal no son lo mismo. Lo primero es legal (el IRS de EE.UU. lo define aquí) y lo segundo es ilegal.


Elusión fiscal vs Evasión fiscal en pocas palabras


En resumen, elusión fiscal es cualquier acción que toma un contribuyente (persona u organización) para reducir su carga fiscal. Por otro lado, evasión fiscal es pagar mal o no pagar los impuestos, deliberada e ilegalmente.

¿Por qué es importante entender ambas expresiones antes de continuar con este artículo? Porque los siguientes párrafos le mostrarán algo interesante y a la vez perturbador, especialmente para aquellos que no entienden realmente lo que está pasando con los sistemas fiscales internacionales y el mundo offshore.

De modo que, ¿está preparado para ahondar en el "oscuro mundo” de la banca offshore? Siga leyendo.


¿Por qué la banca offshore es tan odiada, cuando es perfectamente legal?


Primero, vamos a presentarle los datos rigurosos: Según el último informe publicado por Oxfam, las 50 principales compañías estadounidenses “esconden” un total de 1,3 billones de USD en jurisdicciones offshore.

Apple, generando 231 mil millones de dólares en beneficios, retuvo 181 mil millones en centros offshore. Paga impuestos al 25,9%, por debajo de la tasa reglamentaria de EE.UU. del 35%, disfrutando de 21 mil millones de USD en exenciones tributarias.

Alphabet (Google), al igual que Apple, retiene offshore la mayor parte de sus beneficios, 47 mil millones de USD. Alphabet, por otro lado, paga una tasa de impuestos menor que la de Apple, un 20,2%, consiguiendo 12 mil millones de dólares en exenciones tributarias.

General Electric, sin embargo, es un caso diferente; la multinacional está pagando un impuesto corporativo ridículamente bajo, el 6,7%. No sólo disfruta de 40 mil millones de USD en exenciones tributarias, sino que también recibe préstamos federales, ayudas o garantías de préstamos del Gobierno por la cantidad de 28 mil millones de dólares.

Hay más datos interesantes en la lista de Oxfam, pero en este artículo no queremos fijarnos sólo en datos de corporaciones de forma individual. En lugar de ello, vamos a centrarnos en los totales y promedios, para tener una visión de conjunto:

  • En total, las 50 corporaciones estadounidenses recibieron 11 billones de dólares en préstamos federales, rescates y garantías de préstamos;
  • En conjunto, las corporaciones ganaron casi 4 billones de USD en beneficios;
  • En total, las corporaciones pagaron 412 mil millones de dólares en impuestos federales y recibieron 336 mil millones de dólares en exenciones tributarias;
  • En promedio, las 50 corporaciones estadounidenses pagan una tasa de impuestos del 26,5 por ciento;
  • En total, las 50 corporaciones estadounidenses “escondieron” 1,3 billones de dólares de sus activos en jurisdicciones offshore;

Podemos concluir varias cosas tan sólo centrándonos en los totales mencionados arriba:

  • El tipo de gravamen del 26,5 por ciento está por debajo de la tasa reglamentaria de EE.UU. del 35 por ciento – algunas corporaciones pagan más debido a su naturaleza, y algunas simplemente están exentas de impuestos;
  • El Gobierno de EE.UU. ha recibido más o menos un 30 por ciento en impuestos federales, en comparación con la cantidad mantenida, invertida o asegurada en jurisdicciones offshore;
  • Además, el Gobierno de EE.UU. pagó la cantidad total de 11 billones de dólares para "ayudar" o "apoyar" a las corporaciones, que hace que los impuestos recibidos, 412 mil millones de dólares, sean una menudencia.
  • Las 50 corporaciones estadounidenses reciben 11 billones de dólares en ayuda federal, mientras tienen 1,3 billones de dólares “ocultos” en jurisdicciones offshore.

Podríamos seguir y seguir con nuestras conclusiones, pero usted ya se hace una idea: Por una razón u otra, el gobierno apoya a las corporaciones, en gran parte con rescates para evitar que se declaren en quiebra.


¿Qué revela el "análisis"?


Nuestro anterior análisis simplista de los datos – junto con el contenido encontrado en internet – revela algunas realidades preocupantes:

  • La banca y las estructuras offshore cargan con la culpa de ser el "vehículo" para que los evasores de impuestos – incluyendo a los que figuran en los Papeles de Panamá, así como a las 50 corporaciones estadounidenses – oculten su dinero en jurisdicciones offshore;
  • Las jurisdicciones offshore, incluso las de mejor reputación, cargan con la culpa de ayudar a los evasores de impuestos a ocultar su dinero;
  • Los que tienen cuentas bancarias offshore y/o estructuras offshore son tachados de evasores de impuestos, blanqueadores de capital, criminales y otras etiquetas negativas por parte de los medios de comunicación (la verdad: No, la mayoría de ellos no son malos);
  • Encontramos que el gobierno de Estados Unidos está financiado principalmente por impuestos sobre la renta individuales (46,2 por ciento), pero con los 11 billones de dólares de fondos del Gobierno usados para 'ayudar' a las 50 principales corporaciones de Estados Unidos (léase: Es sólo la punta del iceberg; ¿qué hay de los rescates bancarios?), sólo podemos preguntarnos de dónde viene el dinero para todos los préstamos federales y los rescates... Sin embargo, todos los dedos parecen apuntar a las jurisdicciones offshore, acusándolas de complicidad con las corporaciones en el robo de dinero público.

Ahora ya sabes por qué la banca y jurisdicciones offshore, aun siendo perfectamente legales, son odiadas e incomprendidas por el público en general.


Conclusión


Hemos publicado varios artículos que tratan de aclarar las cosas para nuestros lectores. En esencia, estamos aclarando que:

  • La banca y la formación de empresas offshore son perfectamente legales, dependiendo en gran medida de la intención y la motivación de los clientes offshore;
  • Con todos los rescates bancarios, bloqueos, y cualquier otra forma de control de capital, los individuos, o empresas, puede proteger estratégicamente sus activos en jurisdicciones más estables política y económicamente, que resultan estar localizadas offshore y tienen tasas impositivas más bajas;
  • El "1 por ciento" (también conocido como los más ricos del mundo) puede parecer que tiene todos los beneficios, pero en realidad, cualquier ciudadano medio puede establecerse offshore legalmente si quiere, por tan sólo 500 USD. Una vez más, la legalidad depende de la intención y la motivación de cada individuo y entidad;
  • ...etcétera.

Por desgracia, en comparación con los grandes medios de comunicación online y convencionales, nosotros – y otros individuos, medios de comunicación y empresas pro-offshore y pro-internacionalización – somos más bien insignificantes en cuanto a alcance. Tan solo podemos tratar de proporcionar información desde un punto de vista objetivo.

Esperamos que este artículo ayude a arrojar un poco de luz sobre la cuestión “legal vs ilegal” de las estructuras offshore. Si está interesado, puede consultarnos sobre todo lo relacionado con la banca y la formación de compañías offshore.



Imprimer et PDF