La razón definitiva para utilizar servicios bancarios offshore

La razón definitiva para utilizar servicios bancarios offshore

Los artículos recientes han empañado la reputación de la banca offshore privada aún más, haciendo que sea más difícil atraer a nuevos clientes para este sector bancario de primera clase y con tantos años de experiencia. Lo mismo sucede con los clientes que están interesados en abrir una cuenta bancaria offshore, hoy en día es más difícil abrir una cuenta debido a la mayor presión ejercida sobre los bancos privados/offshore.

El público en general no tiene la culpa. La percepción negativa se debe a la cuestionable cobertura mediática y a la desinformación. Los resultados de una encuesta reciente en el Reino Unido reflejan esta percepción.


La encuesta muestra...


Uno de los principales periódicos del Reino Unido, The Times, ha publicado una encuesta en la que se pedía la opinión de los lectores sobre por qué razón los británicos tendrían cuentas bancarias offshore (cuentas bancarias en Suiza, particularmente).

Los resultados son interesantes: el 76 por ciento de los encuestados cree que las personas que abren una cuenta bancaria offshore lo hacen por razones cuestionables. Sólo el 10 por ciento de los encuestados cree que la gente lo hace por razones legítimas.

Es bastante comprensible: La encuesta se realizó justo después de la emisión de un programa en BBC Panorama, así como de la publicación de otros artículos que sostienen que el HSBC ayuda a sus clientes a evadir impuestos.

Dichos artículos y los resultados de la encuesta, aunque interesantes, muestran al público la idea global que señala que la banca offshore es ilegal, lo que constituye un mito que ya ha durado demasiado y que es necesario desmentir.


¿Hecho ilegal?


En EE.UU. las cosas están, en cierto sentido, aún peor.

El IRS (Internal Revenue Service, Servicio de Impuestos Internos) hace más difícil, si no es ilegal, para los estadounidenses abrir una cuenta bancaria offshore si no se hace correctamente. Sin embargo, eso no disminuye la velocidad con la que los activos están saliendo a jurisdicciones offshore. De hecho, hay una tendencia creciente en EE.UU. que señala que cada vez más estadounidenses buscan una solución offshore para proteger su patrimonio.

La confianza decreciente en la economía de su país es una de las principales razones de esta tendencia. Según este artículo, la demanda de servicios de protección de activos offshore se ha quintuplicado en los últimos 10 años. ¿El crecimiento en los próximos años? De acuerdo con el BCG Wealth Report (Informe sobre Riqueza del Boston Consulting Group), la cifra de crecimiento estimada es del 6,8% hasta finales del 2018.

Esas tendencias reclaman que se dé respuesta a una pregunta: ¿Por qué cada vez más personas eligen jurisdicciones offshore para proteger e invertir sus activos, a pesar de la imagen negativa que rodea la banca privada y/o offshore?


Diversificación jurisdiccional por razones de seguridad


Más allá de las ventajas fiscales ofrecidas por las jurisdicciones offshore, la prioridad número uno para las personas que decidieron trasladar sus activos a estas jurisdicciones es la seguridad.

Tal vez los medios de comunicación deberían hablar más del hecho de que las jurisdicciones offshore son política y económicamente estables. Jurisdicciones como Hong Kong, Suiza, San Vicente y las Granadinas, y varios otros destinos populares de banca privada offshore son atractivos porque ofrecen algo, que puede que su país de origen no sea capaz de ofrecer: Estabilidad, que afecta directamente a la seguridad de sus activos.

Con el fin de diversificar los riesgos, la gente opta por variar los lugares en los que se encuentran y/o son gestionados sus activos. Esta diversificación jurisdiccional no sólo es legal, es además una buena práctica de gestión de patrimonio.

Por supuesto, hay beneficios adicionales cuando se utilizan soluciones de banca offshore para gestionar sus activos, como tasas más bajas de impuestos (incluso exención fiscal), una gran variedad de opciones de inversión y la protección de la privacidad y la confidencialidad. Pero la protección de los activos es, o debería ser, la razón definitiva para elegir una jurisdicción offshore.


Conclusión


La banca offshore es claramente legal. La percepción general es la contraria, debido a la falta de información y a la desinformación. Es su obligación indagar más antes de adoptar un punto de vista en relación con las cuestiones legales y tomar una decisión con conocimiento de causa.

La protección de sus activos debería ser su prioridad número uno, ya sea por su bienestar financiero personal o por el de sus negocios. La banca offshore puede ofrecerle exactamente eso.

Si tiene alguna pregunta acerca de los aspectos legales que rodean la banca offshore, por favor póngase en contacto con nosotros para una consulta gratuita.



Imprimer et PDF