¿Necesito renunciar a mi ciudadanía para proteger mis activos?

imagen renunciar a mi ciudadanía

En medio de la ofensiva global contra la banca y la protección de los activos offshore, muchos ciudadanos de países occidentales emigran a países con leyes y reglamentos menos opresivos, así como más estables y más comprensivos con los negocios e inversiones. En Estados Unidos, esto es una tendencia emergente.

Un artículo reciente de CNN Money indica que el número récord de 1.426 estadounidenses devolvieron sus pasaportes al gobierno de los Estados Unidos en el tercer trimestre de 2015. En lo que va de año el total es de 3.221, lo que significa que podría llegar a más de 4.000 estadounidenses que renuncien a su ciudadanía, un nuevo máximo histórico

Si comparamos esta cifra con la del 2014, que fue 3.415, se observa un aumento anual del 25 por ciento o más. Aún más interesante si comparamos con el 2008: La cifra del 2014 es 15 veces mayor que la del 2008.

Curiosamente, esta cifra no es muy precisa. Muchos de los que renuncian a su ciudadanía no están incluidos en ella, lo que significa que el número de estadounidenses que renuncian a su ciudadanía es mayor que la cifra publicada.


Pero, ¿por qué esta tendencia?


Una de las razones principales es el dolor de cabeza que supone la preparación de las declaraciones de impuestos para los estadounidenses expatriados. Muchos de ellos están cansados del complicado papeleo requerido para tramitar los impuestos, "gracias" a los requisitos globales de la declaración de impuestos y a los esfuerzos del gobierno de Estados Unidos (la ley FATCA) por combatir la evasión fiscal.

CNN Money explica además que la complejidad en el cumplimiento de la normativa es cada vez peor. FATCA obliga a los ciudadanos estadounidenses, estén donde estén, a informar sobre sus activos en el extranjero, incluyendo declarar las cuentas bancarias en el extranjero que contengan 10.000 $ o más. FATCA también requiere que los bancos (offshore) revelen TODAS las cuentas a nombre de ciudadanos estadounidenses.

¿Si trata de no cumplir la ley? Las sanciones son enormes para evitar que a los estadounidenses se les pase siquiera por la cabeza la idea de evadir impuestos: ¿Qué le parece que las sanciones puedan llegar a superar a los saldos de sus cuentas offshore?

Ciertamente, la lucha contra la evasión fiscal puede suponer un perjuicio incluso para aquellos que ni siquiera han pensado nunca en evadir impuestos. Las regulaciones están haciendo la vida difícil a los 7,6 millones de estadounidenses que viven fuera de los EE.UU., ya que algunos bancos offshore están obligando a los estadounidenses a cerrar sus cuentas debido a FATCA.


La gran pregunta: ¿Necesito renunciar a mi ciudadanía?


Todo lo relatado anteriormente ha dejado a los estadounidenses con muy pocas opciones: Cumplir con las leyes y reglamentos o renunciar a la ciudadanía estadounidense a un precio cada vez más alto. Muchos optan por lo primero, pero un número creciente de estadounidenses está eligiendo la segunda opción.

De modo que, ¿hay otras opciones? Bueno, en realidad sí: Tal vez una solución mejor sería renunciar al dólar estadounidense y en lugar de ello guardar su patrimonio en forma de oro y/o plata físicos.

Peter Schiff puede explicárselo mejor:




Nota al margen: ¿Qué pasa con los no-estadounidenses?


La batalla contra los evasores de impuestos y blanqueadores de capital se está extendiendo a otras regiones, en particular a la zona de Asia. Ya hemos visto como algunas de las mejores jurisdicciones offshore del mundo que mantenían cuentas privadas al más alto nivel, como Hong Kong y Singapur, han sido obligadas a cumplir con las leyes.

No siendo estadounidense, renunciar a la ciudadanía podría ser una idea descabellada, pero si las normativas tributarias de su país de origen se están volviendo tan complicadas como las de los EE.UU., entonces también puede considerar la opción que Peter Schiff sugiere: cambiar su papel moneda (dólar o cualquier otro) a dinero real, oro o plata. Como usted todavía tiene opciones, es posible que desee considerar la protección de sus activos en jurisdicciones offshore.

Nuestro banco offshore asociado en San Vicente y las Granadinas (SVG) puede acomodar su estrategia de protección de activos: Comprando oro y plata físicos, abriendo una cuenta bancaria respaldada en oro o plata y con otros servicios como la gestión de activos y la inversión en el mercado extranjero. Póngase en contacto con nosotros para conseguir más información.


Conclusión


Como siempre, asegúrese de consultar con sus abogados de confianza. Mover sus activos a un centro offshore puede ser una solución excelente para la protección de su patrimonio, si lo hace bien. Si lo hace mal, podría enfrentarse con graves consecuencias, como tener que pagar multas elevadas, e incluso ir a la cárcel.



Imprimer et PDF