5 razones para contratar a un asesor para la formación de una sociedad offshore

La formación de una sociedad offshore es un proceso complicado. Lo sabemos porque nos dedicamos a esto desde hace años. Como asesores en la formación de compañías offshore, tenemos el conocimiento necesario para hacer las cosas más fáciles para nosotros y nuestros clientes. Pero, ¿qué pasa con aquellos que quieren configurar una sociedad offshore por su cuenta?

Establecer usted mismo una sociedad offshore es posible. Sin embargo, hay razones que avalan la elección de un agente regulado para que se encargue de la formación de su sociedad offshore, en lugar de hacerlo usted mismo:

1. La formación de sociedades offshore es considerada turbia por muchos

Si lee los artículos y noticias en la web, pronto entenderá que las empresas offshore son centro de atención debido a las acusaciones de evasión de impuestos. Esas acusaciones tienen parte de razón, ya que es cierto que muchos utilizan la formación de sociedades offshore para ocultar activos que obtienen de manera ilegal. No obstante, debe saber que la formación de una compañía offshore es perfectamente legal. Dependiendo de los registradores y asesores de la empresa, la actividad de su compañía offshore puede ser tan legal, o ilegal, como usted quiera.

Nosotros estamos en contra del blanqueo de capital y otras actividades ilegales, y ayudamos a nuestros clientes a establecer sociedades offshore legalmente. Ayudamos a los clientes a dormir mejor por la noche, porque saben que sus prácticas comerciales no son ni ilegales ni turbias. Esto es algo que la creación de una sociedad offshore por su cuenta no puede ofrecerle (a menos que usted sea un experto o un especialista).

2. Los registradores de sociedades offshore solo quieren tratar con agentes de confianza

Le guste o no, en casi todas las jurisdicciones offshore su solicitud tendrá que pasar por un agente acreditado. El agente hará todos los trámites en su nombre para asegurarse de que la empresa realizará sus actividades legalmente. Desde la recogida y el control de los documentos, a la realización de una entrevista preliminar, las empresas como la nuestra se aseguran de que los clientes tengan "buen expediente".

Si insiste en hacerlo usted mismo, es posible que pueda hacerlo en algunas jurisdicciones, aunque en muy pocas. Para establecer una empresa offshore usted mismo necesita estar físicamente presente y lidiar con toda la documentación y requisitos. No es la forma ideal de crear una empresa, en nuestra opinión.

3. Los complicados asuntos legales con los que hay que enfrentarse

Sabemos que algunos propietarios de negocios, que han realizado el proceso de formación de su sociedad offshore sin la ayuda adecuada de un consultor, están violando la ley porque no se dan cuenta de que lo que están haciendo es ilegal. De hecho, las formalidades legales de la creación de sociedades offshore son complicadas. Puede ser la perdición para la existencia de su negocio.

Un servicio de formación de sociedades offshore puede guiarle a través del camino nebuloso de la creación de su empresa en una jurisdicción que apoye el crecimiento de su negocio y sus planes de futuro, legalmente.

4. ¿Qué jurisdicciones offshore? ¿Cómo son las leyes y regulaciones locales?

Probablemente el mayor obstáculo de todos es el siguiente: ¿Cómo saber qué jurisdicciones offshore son las mejores para su negocio? Para determinar esto, necesita contrastar sus planes de negocio con las leyes y reglamentos locales. El problema es, ¿cómo saber los detalles relativos a las leyes y regulaciones locales, cuando está creando una empresa en una jurisdicción con la que no está familiarizado? La solución: Consulte con un agente o asesor que conozca esa jurisdicción offshore en particular.

5. Podría llevarle meses

Para poner la guinda al pastel, por así decirlo, incluso aunque pueda hacer usted todo el proceso, le llevará algún tiempo hasta que todo funcione. Los registradores de empresas, por razones obvias, son muy cuidadosos en dar la licencia para operar en sus jurisdicciones. Dicho esto, podría llevarle meses de ir y venir con sus documentos, requisitos y demás.

Contratar al asesor adecuado significa que usted puede tener su sociedad establecida en un plazo de 2 a 5 días laborables. Una empresa consultora como la nuestra conoce los requisitos exactos (y la naturaleza cambiante de ellos), y procesará su solicitud cuando cada elemento de la lista sea cumplido. La molestia es menor para usted y para los registradores de la sociedad offshore. Una forma de hacer las cosas buena para todos, ciertamente.

Conclusión

Con las numerosas desventajas comparado con los pocos aspectos positivos, consideramos que montarlo todo usted mismo no es la forma ideal de encarar la creación de una empresa offshore. No lo decimos porque nosotros seamos asesores, no somos unos charlatanes. Lo decimos porque oímos las dificultades a las que se enfrentan los individuos para conseguir crear su sociedad offshore, y como finalmente se dan por vencidos debido a la complejidad. No sólo eso, también escuchamos los problemas legales a los que se enfrentan algunos propietarios de empresas offshore, que no configuraron su compañía correctamente.

Si desea obtener más información sobre la creación de empresas offshore, por favor póngase en contacto con nosotros y pregúntenos todo lo que necesite saber sobre sociedades offshore, banca y reglamentos. La consulta es gratuita. Sin trampa ni cartón.