Ascenso de la Banca Offshore: ¿Por qué es importante el lugar?

La banca offshore no ha muerto, independientemente de que los medios de comunicación quieran hacernos pensar que sí. Está claro que hay obstáculos que dificultan la tarea a quien quiere tener una cuenta bancaria offshore, pero debemos ser conscientes de algo: la banca offshore es perfectamente legal, y los obstáculos, en esencia, están diseñados para limitar la evasión fiscal de algunas grandes empresas y el blanqueo de capital realizado por defraudadores, delincuentes y demás.

Desgraciadamente, las reglas y regulaciones implican que una persona corriente también tendrá un acceso limitado a la banca offshore. Es un hecho. Pero no se preocupe ya que el conocimiento es poder: Saber lo que puede y no puede hacer cuando mueve su dinero a una jurisdicción offshore le dará la libertad que necesita.

Este artículo le llevará de la mano al mundo del (injusto) sistema bancario y financiero, y le explicaremos por qué la banca offshore seguirá existiendo y sirviendo a sus clientes, a pesar de toda la presión y la desinformación que la rodea.

El argumento a favor de mover sus activos a centros offshore

¿Recuerda Chipre? ¿O Grecia? ¿O, mucho antes, Alemania? ¿O Zimbabue? Dejando a un lado la política, todos sabemos de qué modo las tormentas financieras pueden afectar a los ciudadanos de un país.

Colas en los cajeros automáticos. Colas para comprar el pan. Papel moneda sin valor en la calle, dejado de lado como basura, literalmente. Alimentos (muy) caros. Expropiación. Disturbios.

Cualquiera de estas cosas pasa cuando se produce un colapso financiero. Si añadimos las regulaciones que le limitan en la protección de sus propios activos (¿cómo le suena que le cobren impuestos sobre sus ahorros?), esto ha provocado la disminución de la confianza mundial en el sistema bancario (y en el sistema financiero en general).

¿Cómo de grave es esta disminución? Según esta encuesta, el 50% de los estadounidenses carece de confianza en el sector financiero de Estados Unidos. Más del 70% no confía en el sector financiero en la zona euro. ¿Y en los países en desarrollo? Comparten una tendencia similar: Una creciente falta de confianza en el sistema financiero.

Crisis de Grecia: ¿Puede suceder algo similar en mi país?

Puede que sí. Puede que no. La respuesta depende de lo dignos de confianza que sean su gobierno y sus reguladores financieros.

Una inquietante pregunta es, ¿si algo similar a lo de Grecia pasase en su país, qué pasaría con el dinero en su cuenta bancaria? Aparte de la posible devaluación, los otros eventos catastróficos podrían incluir el bloqueo de su cuenta bancaria. Exactamente como lo que les ha ocurrido a los titulares de las cuentas bancarias y los pensionistas en Grecia. Y la crisis aún no ha terminado.

Para que se haga una idea, esto es lo que una cuenta bloqueada puede "ofrecerle": No puede retirar dinero de su caja de seguridad, está limitado en su capacidad de retirar su dinero en efectivo y/o de hacer transacciones con él, no puede sacar su dinero a otros países, y mucho menos a una jurisdicción offshore.

Para evitar que esto le ocurra a usted, tiene que tomar alguna contramedida. Una de las formas lógicas es mediante la apertura de una cuenta bancaria offshore y transfiriendo su dinero a esa cuenta.

La búsqueda de la estabilidad

Una cuenta bancaria en una jurisdicción offshore, como San Vicente y las Granadinas, etc., puede ayudarle a proteger sus activos de varias formas: Mayor privacidad, impuestos más bajos y entorno económico y/o político estable, por nombrar algunas. Y sí, puede acceder a esto legalmente.

Estas características y beneficios son importantes simplemente porque todo el mundo quiere proteger sus activos en un país estable. Por otra parte, todo el mundo quiere un acceso completo a sus propios activos, en cualquier momento que quiera. Cuando hay un clima de incertidumbre en su país, su capacidad de tener todo esto se pone en riesgo.

Conclusión

Los servicios bancarios offshore, como lugar para proteger sus activos, así como los llamados paraísos fiscales seguirán existiendo, le guste o no. El mundo necesita de los bancos offshore por una sencilla razón: Los sistemas bancarios necesitan un buen "sparring", y los bancos offshore son buenos socios “sparring” para los bancos onshore.

Conocidos por su flexibilidad, sus políticas favorables y la gran cantidad de productos que ofrecen a los titulares de las cuentas, los bancos offshore se dice que son mejores que sus equivalentes onshore. Para evitar que los activos fluyan a jurisdicciones offshore, los bancos locales/nacionales deben mejorar sus ofertas de servicios y productos. Un buen entorno competitivo puede mejorar la calidad de los productos y servicios de manera global.

Dicho esto, creemos que los bancos offshore continuarán sirviendo a clientes de todo el mundo. Y, teniendo en cuenta que los bancos locales/nacionales no pueden garantizar el pleno acceso a los activos, siempre hay una posibilidad de que su banco renuncie a parte del control en favor de los reguladores financieros, por el bien de la estabilidad de su país.

Si usted está considerando seriamente la banca offshore, le recomiendo que consulte con asesores legales de confianza. Si quiere un consejo profesional sobre su elegibilidad, requisitos y opciones, puede consultar con nosotros de forma gratuita.