Demanda urgente de seguridad: proteger sus activos es ahora

La crisis de Grecia, la crisis de la eurozona, y la crisis en todo el mundo han impactado en nuestra confianza y en las perspectivas de futuro de nuestro propio bienestar personal, de manera muy diferente. Algunos se sienten enfadados y amargados con su vida, su país y el mundo. Algunos toman el camino del "no me concierne" o "no me preocupa", siguiendo la corriente y viviendo el día a día. Algunos toman el camino que supone el mayor reto, hacer planes para el futuro, para lo bueno o para lo malo.

Independientemente de cuál sea el camino que usted siga en este momento, nosotros, como servicio corporativo internacional, le sugerimos que tome el camino del reto, por razones lógicas:

  • - Cuando está enfadado o amargado, no está resolviendo sus problemas. Lo que necesita es una solución, que sólo aparecerá si usted quiere tomar medidas.
  • - Cuando no le importa, o no sabe, tiende a estar a expensas de lo que pasa en su vida y de dónde vive. En este momento, confiar en otros (por ejemplo, el Gobierno) para que le brinden una solución no es una buena estrategia. Además, si tiene una mentalidad reactiva, es más propenso a responder tarde a los cambios. Solo hay que preguntar a los griegos que hacían colas en los cajeros automáticos.
  • - Cuando usted es proactivo y toma medidas de prevención y protección contra todo pronóstico, se coloca a unos pocos pasos, o muchos, por delante de la potencial crisis. Es posible que no tenga ninguna sorpresa, lo que es bueno. Las sorpresas sólo son buenas para las fiestas de cumpleaños, las sorpresas en una crisis política o economía son una pesadilla.

Si usted decide tomar el camino del enfado o el de la despreocupación, lo sentimos, pero no podemos ayudarle. Sin embargo, si sabe que la protección de sus activos es el mejor camino a seguir, podemos ofrecerle varias soluciones.

Ciertamente, no somos asesores financieros, pero hemos ayudado a empresas y particulares por igual a asegurar sus activos en jurisdicciones offshore, y por lo que sabemos, esta es una de las mejores maneras de proteger su patrimonio.

Hemos hablado sobre el "cómo":

En este artículo, nos gustaría hablar más sobre el porqué, porque queremos que esté seguro de que está tomando una decisión bien fundada para la protección de sus activos.

De modo que, ¿por qué proteger sus activos en jurisdicciones offshore es una decisión financiera adecuada para empresas y particulares?

1. Asegurar sus activos en una jurisdicción estable significa que sus activos no se verán afectados por la situación de su país

Cuando su país de origen se encuentra en crisis, tiene dos opciones.

En primer lugar, puede confiar en que la crisis pasará pronto y esperar que su Gobierno esté tomando las medidas correctas. Puede ser que ambas esperanzas se hagan realidad, pero por desgracia, también puede que sean dos esperanzas perdidas.

En segundo lugar, puede esperar que la crisis pase pronto y asegurar sus activos en otro lugar preparándose para lo peor. Al igual que con las enfermedades, en la planificación financiera, la prevención es mejor que la medicación. Mantener sus activos en un valor real (por ejemplo, oro y plata) y proteger sus activos en un lugar más seguro son dos de las mejores formas de prevención para una potencial "enfermedad" financiera.

La segunda opción es más plausible, ya que, tanto si su país se está recuperando como si no, sus activos están en cualquier caso seguros. Proteger sus activos en una sociedad offshore y/o en una cuenta bancaria en una jurisdicción estable que no esté relacionada con su país puede darle la protección que necesita, y más.

2. Puede disfrutar de la libertad que se está convirtiendo en un bien cada vez más escaso

El gobierno australiano quiere gravar impuestos sobre las cuentas bancarias. El IRS de EE.UU. quiere dar caza a los activos offshore de los ciudadanos estadounidenses. En resumen, los gobiernos quieren asegurarse de que los activos de los ciudadanos se queden donde están: Al alcance del gobierno, para que cuando haya crisis, pueda "hacer uso" de estos activos según sea necesario. No es que el gobierno sea malo, pero esto es lo que hay. Usted elige si quiere seguir el juego o liberarse, legalmente.

Si opta por liberarse legalmente, puede tomar la vía offshore. Traslade la sede de su empresa a una jurisdicción offshore. Invierta a través de la banca privada offshore. Inicie un negocio y compre propiedades en una jurisdicción offshore. Como puede ver, tiene más opciones offshore que onshore.

3. Asegure sus activos y deje de sentirse frustrado por la situación de su país

Mucha gente empieza a darse cuenta de que una de las maneras más eficaces de asegurar sus activos es mediante la compra de metales preciosos. Es por eso que la demanda de metales preciosos es más elevada que nunca, algo normal teniendo en cuenta el panorama sombrío de la economía mundial.

¿En qué medida quiere la gente seguridad? Las compras de oro y plata están en máximos históricos. Por extraño que parezca, los precios están bajando, lo que indica que el momento para "asegurar" sus activos en metales preciosos es ahora, ya que están a mínimos históricos. El signo de los tiempos: La escasez de plata.

Si considera que comprar metales preciosos en su país no es una decisión muy prudente, sin ninguna duda puede hacerlo en una jurisdicción offshore, a través de distribuidores de metales preciosos o de bancos privados, legalmente.

Podemos seguir, pero estas tres razones deberían ser suficientes para hacerle pensar que HAY soluciones que puede tomar para proteger sus activos.

Conclusión

Proteger sus bienes personales y empresariales debería ser su responsabilidad, no la de terceras partes como corredores, agentes, o incluso su gobierno. Deje de tener “mentalidad de manada” y empiece a tener lo contrario a “mentalidad de manada”. Actúe con rapidez, y con precaución, ya que las oportunidades no se presentan siempre.

Por favor consulte con sus asesores legales de confianza antes de tomar cualquier decisión y háganos saber si tiene alguna pregunta acerca de la formación de una sociedad offshore y/o la apertura de una cuenta bancaria offshore.