Trasladar sus activos a centros offshore: ¿Está paranoico?

No se trata de ser negativo, pero con la deslucida situación económica actual, es comprensible que las previsiones de futuro de la gente sean más bien sombrías. Esto sucede en muchas partes del mundo.

Turbulencias económicas

¿Estados Unidos? Sabemos que muchos estadounidenses están perdiendo la confianza en su propia economía. Ya no consideran que "vivir el sueño americano" sea relevante. Algunos empresarios han trasladado su sede a Singapur, Hong Kong y Malasia. Algunos de ellos incluso han renunciado a su ciudadanía y emigrado a jurisdicciones más estables, como Costa Rica.

¿La Eurozona? La crisis de la deuda que comenzó en 2009 aún no ha encontrado una solución adecuada. Y las cosas empeoran con el impago de Grecia a su deuda con el FMI.

¿China? Supuestamente la economía más grande del mundo, acaba de devaluar su moneda para apoyar el crecimiento económico, una acción que ha sacudido la economía mundial y provocado el desplome de las divisas asiáticas.

¿Y los países de la región del sudeste asiático? Varios sucesos, incluyendo el anuncio de la Reserva Federal, la crisis de Grecia, la devaluación del yuan chino y varios eventos locales han provocado que las monedas de la región paguen los platos rotos. Más y más personas están sacando su dinero y asegurándolo en cuentas bancarias offshore, así como invirtiendo su dinero en activos offshore, incluyendo bienes raíces, metales preciosos y acciones.

¿Hay una salida?

Parece que ya no hubiera ningún lugar seguro en el mundo por sus activos. La buena noticia es que esto es sólo una percepción, probablemente el resultado de la lectura de las noticias de los medios de comunicación. En realidad, hay jurisdicciones, jurisdicciones offshore, que están fuera del radar, ya que suelen ser jurisdicciones con economías pequeñas, tales como Jersey, Costa Rica, San Vicente y las Granadinas, Luxemburgo, Liechtenstein, Belice, etc. Estas jurisdicciones son generalmente más estables política y económicamente que su propio país.

Algunos propietarios de activos que están buscando formas alternativas para la protección de sus bienes, deciden llevarlos a jurisdicciones offshore.

La gran pregunta es, ¿están paranoicos? ¿Está tan mal la economía mundial?

Prepararse no es paranoico

La respuesta corta a la pregunta: No, no están siendo paranoicos, se están preparando, en base a los hechos. Y sí, la economía mundial está bastante mal, de modo que trasladar sus activos a un centro offshore es una decisión lógica.

Esta es la respuesta larga:

La paranoia es un proceso de pensamiento que se cree fuertemente influenciado por la ansiedad o el miedo, a menudo hasta el punto de la irracionalidad y el delirio (fuente: Wikipedia).

Trasladar sus activos a una jurisdicción offshore no es una decisión basada en paranoia, es una decisión racional, basada en hechos. Tomemos la tasa de desempleo, por ejemplo.

Nuestros amigos de EE.UU. están diciendo lo mismo: Si la economía está mejorando, ¿por qué ven y oyen que cada vez más y más personas están en el paro? ¿Por qué ven que cada vez más y más pequeñas empresas locales están pasando dificultades, cuando no quebrando? Su observación está respaldada por muchas fuentes, que dicen que las tasas y los informes están siendo manipulados de alguna manera.

Una investigación más a fondo puede revelar el panorama completo: La recuperación económica mundial está en riesgo de estancamiento.

¿Necesita más hechos para ver que trasladar sus activos a una jurisdicción offshore es una acción financiera personal convincente? La confiscación del oro en 1933. La historia de terror de la hiperinflación de la Alemania de Weimar. La congelación de las cuentas bancarias en Chipre y Grecia, así como el corralito en Argentina. Cualquiera de estas cosas podría volver a ocurrir pronto.

La inflación es una cosa, pero la hiperinflación es una historia diferente: Puede hacer que su moneda se devalúe hasta casi cero en un período de tiempo mínimo. Cuando esto sucede, usted no puede simplemente coger su dinero y guardarlo en el extranjero, ya es demasiado tarde. No sólo eso, en tiempos de necesidad, el gobierno de su país puede limitarle legalmente el acceso a sus bienes, cuando no quitárselos en favor del llamado bien común.

Esto parece injusto, mucha gente piensa lo mismo. Pero asegurar su dinero, duramente ganado, es su trabajo no el de nadie más, de modo que necesita encontrar formas de proteger sus activos. La creación de una sociedad offshore y/o la apertura de una cuenta bancaria offshore son algunas de las mejores formas de hacerlo.

Por supuesto, asegurar sus activos en un centro offshore no es la solución definitiva a los problemas potenciales. Sin embargo, es la mejor solución para usted, por algunas razones legítimas:

  1. Puede limitar el acceso de terceros a sus activos, manteniendo su soberanía financiera.
  2. Puede invertir su dinero en propiedades inmobiliarias, metales preciosos, acciones o cualquier otro activo en una jurisdicción más estable.
  3. Puede mantener sus divisas en una cuenta y acceder a ella desde cualquier lugar del mundo.
  4. Puede disfrutar de leyes y regulaciones locales respetuosas con los negocios y la inversión.

Como puede ver, aunque quizá usted no tenga la solución definitiva, sin duda tiene más opciones y flexibilidad al alcance de la mano, lo que es un lujo para muchos de nosotros, cuando se trata de administrar nuestro dinero.

Puede ver más información acerca de los aspectos positivos de los centros offshore aquí.

Conclusión

Trasladar sus activos a una jurisdicción offshore es una decisión legal, prudente y lógica que usted debe considerar, dada la situación política y económica incierta de su país y del mundo. Aunque puede no ser la mejor solución disponible, sin duda ayuda a diversificar los riesgos, así como a beneficiarse de las leyes y reglamentos offshore en lo que concierne a sus bienes.

La formación de una sociedad offshore y/o la apertura de una cuenta bancaria offshore no tienen nada que ver con estar paranoico, es parte de la estrategia de distribución y protección de activos que cada persona y empresa debería considerar.

En conclusión, este artículo es sólo con fines informativos. Si usted está interesado en conocer más acerca de trasladar sus activos a una jurisdicción offshore y no está seguro de cuáles son los pasos a seguir, puede consultar con sus asesores financieros y legales de confianza. También puede ponerse en contacto con nosotros para una consulta gratuita e informarse acerca de las distintas posibilidades.