5 Cosas que puede hacer con su Sociedad Offshore

5 Cosas que puede hacer con su Sociedad Offshore

Usted tiene una idea brillante y trabaja duro para convertir su idea en realidad. Finalmente establece su startup y las cosas van bien. Es el momento de tomar una decisión: ¿Debo o no debo registrar mi startup como sociedad?

Una decisión difícil ciertamente. Hay pros y contras en el registro de un negocio. Este artículo no es acerca de los pros y los contras. Este artículo es sobre una de las opciones que se le presentan cuando usted (finalmente) se decide a registrar su negocio. Por tanto, si usted está en este punto de su carrera empresarial, puede que le interese seguir leyendo.


Creación de empresa: SL/SRL o SA?


Crear una Sociedad de Responsabilidad Limitada o una Sociedad Anónima es una decisión que se reduce a sus necesidades, requisitos y visión para su startup. De modo que si elige una de ellas ya estará listo para la acción, ¿verdad? Por desgracia, no. Es sólo el comienzo de una serie de obligaciones que muchos empresarios no disfrutan haciendo o experimentando.

Registrar la empresa significa que pronto se enfrentará a la complejidad de los informes financieros. Los requisitos de capital para la formación de la entidad legal. Las formalidades que incluyen reuniones anuales de los accionistas. La complejidad en el intercambio de beneficios entre los accionistas. Una serie de impuestos que, la mayoría de las veces, estrangulan el crecimiento de su startup. Todo esto son importantes obstáculos.

Por supuesto, registrar la empresa como Sociedad de Responsabilidad Limitada implica menos trámites y más flexibilidad para los propietarios. A pesar de ello, todavía supone dolores de cabeza para el empresario.

Y, si elegir la entidad legal no es lo suficientemente complejo, aún tiene que decidir dónde debe registrar su negocio.


Una alternativa: Formación de una sociedad offshore


Las sociedades offshore están organizadas de manera similar a las empresas onshore, con algunos beneficios que están a la vista.

Primero y ante todo, a pesar de que su empresa se encuentre legal y físicamente en una jurisdicción offshore, como Hong Kong, Belice o Ras al-Jaima (RAK), usted no tiene que operar su negocio en la jurisdicción que haya elegido. En cambio, puede hacer negocios en cualquier parte del mundo.

Esta flexibilidad es muy codiciada por las empresas que hacen negocios a nivel mundial, como compañías multinacionales y negocios online.

Una empresa offshore puede hacer lo mismo que una empresa onshore, pero con características adicionales, tales como actividades de negocio que no puede realizar al registrar una empresa en su país de origen, una de ellas es la posibilidad de usar vehículos de inversión de la jurisdicción offshore (más información abajo).

Una de las principales ventajas es la capacidad de hacer negocios a nivel mundial. Puede acceder a los mercados extranjeros libremente, con muy pocas restricciones.

Por supuesto, esta no es la única ventaja.


¿Qué puede hacer con su sociedad offshore?


A continuación listamos las posibilidades que le ofrece una sociedad offshore :

1. Invertir

Evidentemente, con una compañía onshore, usted puede usar varios vehículos de inversión. Pero, con una sociedad offshore, puede acceder a las oportunidades de inversión de la jurisdicción local que están restringidas para las empresas extranjeras.

Puede comerciar en los mercados de valores, invertir en bienes raíces locales, etc. Por ejemplo, la jurisdicción offshore de Ras al-Jaima (RAK) le permite comprar propiedades locales en todos los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Es un gran beneficio si la inversión de los activos líquidos de la empresa está en el plan de crecimiento de su negocio.

2. Proteger sus activos

Esta es (o debería ser) la razón número uno para la creación de una sociedad offshore, especialmente cuando la situación económica y política de su jurisdicción local es inestable.

Una jurisdicción como Hong Kong añade más valor a la estabilidad jurisdiccional: Una excelente reputación.

3. Reducir los requisitos

Menos requisitos al establecer una sociedad offshore significa más flexibilidad para usted.

Flexibilidad en la estructura de la empresa significa que puede elegir cualquier estructura que quiera con requisitos de presentación de informes de menor complejidad, requerimientos mínimos de capital, menos complejidad contable, y requisitos administrativos mínimos, lo que implica que usted puede reasignar sus recursos para la gestión de los temas importantes: Mejorar las ventas y ganar cuota de mercado.

4. Reducir los costes

Con los requisitos limitados de presentación de informes mencionados anteriormente, una sociedad offshore por lo general tiene tasas de mantenimiento y de operación más bajas. Además, es posible configurar una dirección virtual de empresa en la jurisdicción offshore elegida, lo que reduce sus costes aún más.

5. Reducir los impuestos

En relación a la reducción de costes mencionada anteriormente, las jurisdicciones offshore le permiten legalmente pagar menos impuestos. Por supuesto, esto varía de una jurisdicción a otra, pero, en general, podrá disfrutar de beneficios fiscales cuando registra una sociedad offshore.

Los impuestos suponen una gran parcela en su total de gastos, de modo que una reducción de impuestos (algunas jurisdicciones no gravan ningún tipo de impuesto por las actividades comerciales que se realicen fuera de sus límites jurisdiccionales) significa que sus costes generales de empresa se reducen aún más.

Por supuesto, es necesario analizar los beneficios fiscales offshore con cautela: Hay que ver la reducción de impuestos como un beneficio adicional, no el beneficio principal, de establecerse offshore. Si no tiene cuidado, puede poner a su empresa en el punto de mira, “gracias” a la publicidad negativa que las empresas y la banca offshore están teniendo recientemente.


Conclusión


Es normal que las sociedades offshore sean vistas negativamente debido a las ventajas “injustas” que tienen de modo inherente y, de hecho, algunas personas están simplemente abusando de estas ventajas para realizar acciones ilegales y/o poco éticas, como evadir impuestos y blanquear capital. Sin embargo, es justo reconocer lo que, legalmente, puede ofrecerle a su empresa el hecho de establecerse offshore.

Si usted está interesado en establecerse offshore, pero todavía tiene dudas sobre cómo hacerlo, por favor consúltenos y le ofreceremos un punto de vista objetivo sobre la formación de sociedades offshore.



Imprimer et PDF