Definición de sociedad offshore y cómo funciona

¿Qué es una sociedad offshore?

Esta pregunta surge a menudo cuando se leen las noticias online. En los últimos años, la pregunta se está haciendo más popular - principalmente gracias a los medios de comunicación que publican noticias de última hora sobre figuras públicas que utilizan estructuras offshore y todo lo que esto conlleva.

Para bien o para mal, la gente es ahora más consciente del mundo offshore. Desgraciadamente, no toda (no mucha, de hecho) la información que se encuentra en Internet -incluso la que proviene de los principales medios de comunicación- es fiel a los fundamentos.

En este artículo, trataremos de desenredar el embrollo creado por los medios de comunicación y le presentaremos una mini guía fácil de entender sobre la definición de sociedad offshore y sobre cómo funciona en realidad.

Definición de sociedad offshore

Volviendo a la pregunta del principio de este artículo, vamos a explicar qué es una compañía offshore de una manera simplista.

En general, una sociedad offshore es una compañía que se establece en un país diferente del país de residencia de los interesados, y que por lo general no está destinada a realizar ninguna actividad económica en ese país en particular.

Por ejemplo, suponga que su empresa opera en Europa. El establecimiento de su estructura legal empresarial en Hong Kong, pero manteniendo sus operaciones en Europa, así como realizando sus actividades comerciales en otros países que no sean Hong Kong, permite a su empresa disfrutar de los beneficios ofrecidos por Hong Kong (por ejemplo, la exención de impuestos para las actividades fuera de Hong Kong).

"¿Pero no es ilegal?" podría preguntarse. Está bien, pero esta es la cuestión, y es un concepto erróneo común, se dice que las sociedades offshore son ideales para criminales, corruptos, y aquellos que desean ocultar su dinero y evitar el pago de impuestos. Aunque esto es cierto en algunos casos, en muchos otros casos, la gente usa compañías offshore para propósitos legítimos.

Similar a como ocurre con cualquier otro tipo de empresas, las sociedades offshore se rigen por las leyes de las jurisdicciones donde están establecidas, permitiéndole a usted hacer sus actividades comerciales legalmente.

Hablemos más sobre los beneficios entendiendo las razones por las cuales el establecimiento de una sociedad offshore puede ser ideal para usted.

Por qué establecer una sociedad offshore

Establecer una compañía offshore suena complicado, pero merece la pena debido a los beneficios que ofrece que su compañía tenga la sede en una jurisdicción offshore. ¿Cuáles son?

Consiga beneficios fiscales

La razón número uno por la que la gente quiere establecer una sociedad offshore son los beneficios fiscales que conlleva. Efectivamente, los impuestos son uno de los conceptos más grandes en el apartado de gastos de su negocio. Naturalmente, usted quiere pagar menos impuestos - legalmente.

La creación de una sociedad offshore le permite disfrutar de beneficios fiscales que sólo son accesibles cuando su negocio está establecido en una jurisdicción offshore.

Volviendo al ejemplo de Hong Kong, si solicita el registro de una empresa en Hong Kong, puede -por ley- reducir sus impuestos en forma de exención fiscal ya que sus actividades comerciales se realizan fuera de Hong Kong.

Protéjase y proteja su patrimonio

Su sociedad offshore, registrada en una jurisdicción política y económicamente estable y con buena reputación, le brinda la protección de negocio y activos que usted necesita. ¿Qué tipo de protección obtendrán usted y su negocio?

  • - Protección de la propiedad intelectual: Una sociedad offshore dificulta que cualquier otra persona pueda reivindicar la patente, la marca comercial, los derechos de autor y otros activos de propiedad intelectual de su empresa.
  • - Protección contra demandas judiciales: Mantenga sus activos alejados de posibles problemas legales.
  • - Preservar su patrimonio: Preserve su patrimonio de impuestos excesivos, como, por ejemplo, el impuesto de sucesiones.

Asegurar oportunidades

Hay países que ofrecen muchas oportunidades. Para tener acceso a ellas, es a menudo necesario crear una entidad empresarial para poder cumplir con los requisitos. Así que, ¿cuáles son las oportunidades disponibles?

Sociedad offshore, ¿cómo funciona?

A estas alturas, ya debería tener la imagen completa de lo que una sociedad offshore le puede ofrecer. Su siguiente paso sería comenzar con el proceso de formación de una sociedad offshore.

El proceso en sí mismo puede suponer un reto, pero si busca la ayuda adecuada puede resultar menos complicado.

Así es como funciona:

1 - Consulte a un proveedor de servicios corporativos internacionales

Podría hacer usted solo todo el proceso, pero a menos que entienda las leyes internacionales y el proceso de formación, es muy recomendable utilizar los servicios de una empresa que se dedique a la formación de compañías offshore, como la nuestra. Si sigue leyendo entenderá el porqué.

2 – Elija una jurisdicción(es) offshore y trace el plan correcto

Aquí es donde las cosas pueden ponerse complicadas: no sólo debe saber cómo moverse entre las leyes y regulaciones de una jurisdicción offshore en particular, sino que también necesita conocer los tratados fiscales entre jurisdicciones.

Como se mencionó anteriormente, es mejor utilizar un proveedor de servicios corporativos de confianza. Las empresas como la nuestra conocen los pormenores de las jurisdicciones offshore, incluyendo cómo trazar la estrategia correcta para su negocio. Por ejemplo, ¿debería incluir más de una jurisdicción en los planes para establecer su negocio? ¿Dónde debería registrar legalmente su empresa y dónde debería abrir su cuenta bancaria? Etc.

Ya que sus necesidades son únicas, usted necesita un plan offshore personalizado.

3 - Prepare los documentos requeridos

Una vez que el plan ha sido trazado, hay que entrar en los detalles. Como en cualquier otro proceso estandarizado de conocer los datos del cliente, usted deberá presentar varios documentos, tales como un comprobante de su dirección, detalles de las cuentas bancarias que ya tiene, etc.

Cumplir con los requisitos de forma adecuada acelerará el proceso de registro de su sociedad.

4 – Registre su sociedad

El proceso completo puede durar entre 2 días y 3 semanas, dependiendo en gran medida del proceso de validación de los documentos que usted aporte y del plazo normal del trámite en cada jurisdicción offshore.

Si bien todo el proceso se puede realizar completamente online, tenga en cuenta que algunas jurisdicciones como Hong Kong y Delaware, EEUU solicitan que usted esté físicamente presente para finalizar el proceso de registro. Una vez más, consulte con su proveedor de servicios de formación de empresas sobre este tema.

Conclusión

Las estructuras offshore - sociedades y cuentas bancarias - siguen siendo unas de las mejores entidades para proteger sus activos, mantener su privacidad y aprovechar las oportunidades.

Si todavía tiene dudas, puede consultarnos de forma gratuita.