Por qué debería considerar Hong Kong como jurisdicción offshore hoy

Por qué debería considerar Hong Kong como jurisdicción offshore hoy

Cuando se está considerando establecer una sociedad en una jurisdicción offshore, Hong Kong es a menudo pasado por alto. Los empresarios descartan Hong Kong, Singapur, Reino Unido, y otras jurisdicciones económicamente sólidas, ya que suelen buscar jurisdicciones que ofrezcan exención de impuestos a las empresas.

Es verdad que Hong Kong no adopta la política fiscal cero para todas las actividades de negocio, y esta es la razón principal por la que no es considerado como paraíso fiscal. Sin embargo, la reputación de Hong Kong como centro de primera clase financiera, así como el entorno político estable, los excelentes servicios financieros y bancarios, y otros muchos beneficios deberían ser sus principales consideraciones.

Se podría argumentar que establecer una empresa offshore en Hong Kong no es tan fácil como en otras jurisdicciones, como por ejemplo las del Caribe. Sin embargo, hay razones importantes por las que Hong Kong debería estar entre sus primeras opciones para ser la sede de su empresa hoy. Aquí le indicamos 3 de ellas:


1. La incertidumbre económica asiática hace a Hong Kong más atractivo que nunca para la formación de sociedades offshore


El débil crecimiento de China, junto con la moneda vinculada a los dólares estadounidenses, ha erosionado la competitividad global del país. Los comercios minoristas en apuros, el descenso de turistas y la amenaza de que la burbuja inmobiliaria estalle son algunos de los principales problemas a los que se enfrenta Hong Kong. Todo esto hace que el foco de Hong Kong vuelva a los sectores fiables de siempre: Banca y finanzas.

El economista de Standard Chartered Plc, Kelvin Lau, considera a Hong Kong como una plataforma ideal para la banca y las finanzas, sectores cruciales para la economía del país en los próximos cinco a diez años. La misma fuente nos indica que Hong Kong desempeña un papel importante como refugio seguro para los individuos acomodados de la zona Asia-Pacífico, el mismo papel que han desempeñado Suiza y Liechtenstein durante años.

Aún centrado en clientes de China continental, Hong Kong ha abierto ahora sus puertas de par en par a los empresarios y dueños de negocios de todo el mundo que quieran establecer su sede allí y beneficiarse de la reputación y las políticas fiscales del país.


2. Las empresas con sede en Hong Kong pueden abrir cuentas bancarias corporativas


Mientras que muchas otras jurisdicciones sólo permiten o bien la creación de sociedades offhore, o bien la apertura de cuentas bancarias offshore, Hong Kong ofrece ambas: Aunque los bancos de Hong Kong no abren cuentas personales a los no residentes, sí abrirán cuentas corporativas para las empresas registradas en esta jurisdicción.

Por favor, tenga en cuenta que es posible que tenga que viajar a Hong Kong para abrir una cuenta bancaria. Por favor, póngase en contacto con nosotros para más detalles.


3. Acuerdos fiscales offshore únicos para los negocios


Operar una empresa con sede en Hong Kong significa que usted paga impuestos dependiendo de sus operaciones comerciales.

En términos generales, si sus operaciones comerciales se llevan a cabo fuera de Hong Kong, está exento de impuestos. Sin embargo, si su empresa tiene presencia en Hong Kong (por ejemplo: clientes, empleados y proveedores) tendrá que pagar el 16,5 % de impuestos sobre sus ganancias netas.

Hay una excepción: Debido a la relación especial con China (Hong Kong es una región administrativa especial de China) se le permite hacer transacciones comerciales en el país, exento de impuestos.

Para conocer más detalles, lea nuestra guía “El sistema tributario en Hong Kong”, así como esta página de Wikipedia.


Conclusión


Hong Kong es una jurisdicción estable con una reputación de primera categoría. Aunque el país se ve afectado negativamente por la crisis económica mundial, sobre todo en la región de Asia-Pacífico, su sector de finanzas y banca sigue siendo atractivo.

Con una estructura empresarial flexible, requisitos mínimos de capital y legales, y un proceso de incorporación rápido, Hong Kong es una jurisdicción offshore a considerar, especialmente si su negocio se dirige al mercado de China.

Si tiene alguna pregunta sobre la formación de una sociedad offshore y/o la apertura de una cuenta bancaria en Hong Kong, por favor no dude en ponerse en contacto con nosotros.



Imprimer et PDF