La reputación es la moneda base de las jurisdicciones offshore

imagen reputación

En el trading en Forex, la moneda base es la divisa mencionada en primer lugar en un par de divisas (por ejemplo, en un par de divisas USD / JPY, el dólar es la moneda base, y el yen es la moneda cotizada). En cualquier caso, este artículo no es sobre trading de divisas. En lugar de eso, vamos a hablar de lo importante que es el papel de la reputación para los centros offshore.

Ciertamente, en la inversión y la protección de los activos offshore, la "moneda base" es la reputación.

La reputación es (o debería ser) la “moneda” mencionada en primer lugar para las jurisdicciones offshore. En cada servicio ofrecido por cualquier jurisdicción offshore, la reputación es el factor subyacente y primario en el que empresas e individuos deberían centrarse a la hora de decidir sobre el traslado de sus activos a un centro offshore.

Al igual que en el trading de divisas, las jurisdicciones offshore también experimentan fluctuaciones en su nivel de reputación y confianza debido a los constantes cambios de leyes y regulaciones, incluyendo las medidas estrictas tomadas sobre la privacidad de las cuentas bancarias offshore, algunos litigios y otros eventos que potencialmente cambian las reglas del juego.

Hemos descubierto un revelador suplemento de Legal Week del mes de octubre de 2015 que habla sobre las tendencias offshore, las nuevas regulaciones offshore, las jurisdicciones offshore populares, y casos de litigios offshore. En definitiva, un conjunto de información útil que arrojará algo de luz sobre el valor de la reputación para los centros financieros offshore.

Este es el enlace al documento en pdf: http://www.legalweek.com/digital_assets/9272/LW_OffshoreSupp2015.pdf


¿Por qué es importante una buena reputación?


Cargando con el estereotipo de "turbios" o "ilegales", los centros financieros y/o de negocios internacionales ubicados en jurisdicciones offshore tienen que mostrar al mundo (y a sus potenciales clientes) que son completa y totalmente legítimos. La mejor manera de hacerlo es exhibiendo una reputación exquisita.

Y, de hecho, esto es exactamente lo más buscado por los clientes, abogados y administradores de activos.

Según el informe de Legal Week, los aspectos clave que las firmas privadas consideran, cuando asesoran a sus clientes a invertir en cualquier jurisdicción offshore, son los siguientes:



Como se puede ver, la reputación global se encuentra en la parte superior de la lista, con el 54 por ciento, seguida de los proveedores de servicios de buena calidad, la política de gobierno corporativo y el marco normativo y reglamentario.

Los administradores de activos consideran aspectos clave similares:



La reputación global encabeza la lista de nuevo, esta vez con el 60 por ciento. Tan importante como la reputación es el marco reglamentario. Siguiente en la lista es la compatibilidad de las leyes con la legislación del Reino Unido/UE, y, de nuevo, la política de gobierno corporativo.


¿Qué está incluido en “reputación global”?


En ambos casos, la reputación global encabeza la lista, lo que indica que es una condición indispensable cuando se evalúan las distintas jurisdicciones offshore. Esto tiene sentido: Usted no quiere proteger sus activos en jurisdicciones offshore cuestionables, ya que ello anula el propósito de trasladarlos a un centro offshore.

De modo que, ¿qué está incluido en “reputación global”? Prácticamente los asuntos principales, que incluyen:

  • La eficacia de los centros offshore en la aplicación de las normas contra el blanqueo de capitales
  • La claridad en el régimen fiscal
  • La posición y trayectoria de la jurisdicción en los litigios offshore y otros problemas
  • La historia del mercado
  • La estabilidad política y económica
  • La certeza legal (sin cambios frecuentes en leyes y reglamentos)

¿Qué jurisdicciones offshore?


De acuerdo con las firmas privadas y los gestores de activos encuestados, las Islas Caimán, las Islas del Canal, Luxemburgo, Reino Unido, y las prometedoras Bermudas encabezan la lista en varios tipos de fondos y asuntos:



No existe la “talla única” en la recomendación de una jurisdicción offshore a los clientes. El estudio revela que el 79 por ciento de los administradores de activos recomienda jurisdicciones diferentes dependiendo de los productos y fondos de inversión específicos. El 94 por ciento de los abogados hace lo mismo.


Conclusión


En resumen, se dice que una jurisdicción offshore es "reputada" y "de confianza" cuando tiene una reputación excelente, servicios al cliente sobresalientes, trayectoria impecable en el gobierno corporativo y leyes locales que apoyan a los inversores extranjeros.

Entre otras, la reputación es la condición clave principal para los servicios privados offshore, los gestores de activos y los abogados, por una razón importante: Nadie quiere recomendar productos, servicios y mercados offshore que puedan poner a sus clientes en el camino erróneo.

Además, como cada jurisdicción offshore tiene su propio conjunto de ventajas y desventajas, los especialistas offshore harán una recomendación personalizada en cuanto a qué jurisdicciones offshore sirven mejor a los intereses de sus clientes.

Con todo, a pesar de que las jurisdicciones offshore están bajo una fuerte presión regulatoria por parte del Common Reporting Standard de la OCDE, FATCA, AIFMD y otras regulaciones, las jurisdicciones offshore reputadas siguen prestando servicios que desafían a sus homólogos onshore, atrayendo a los clientes que creen que trasladar sus activos a un centro offshore es el camino a seguir.

Si desea saber más acerca de la importancia de la reputación de las jurisdicciones offshore, por favor póngase en contacto con nosotros.



Imprimer et PDF