Top 5 de las Jurisdicciones Offshore en Asia

De la región de Asia, especialmente Asia Central, se dice que es el destino emergente para la formación de sociedades y banca offshore gracias al escrutinio permanente hacia los principales “paraísos fiscales”, como Suiza. Mientras que algunos economistas indican que la transferencia de riqueza de occidente a oriente ya está ocurriendo en este momento, los bancos de la región están más que preparados para captar nuevos clientes de Estados Unidos y otras regiones.

Cuando se habla de banca offshore y formación de sociedades en Asia, hay dos nombres que siempre aparecen en el top de la lista: Hong Kong y Singapur. Estas dos jurisdicciones sin duda merecen estar en la lista, pero hay también otras regiones que los inversores deberían conocer.

Este artículo arrojará algo de luz sobre las principales jurisdicciones offshore en Asia para ayudar a los inversores a considerar sus opciones.

Hong Kong

Hong Kong es el favorito de siempre para establecer una sede empresarial. Como centro financiero de primera clase con un entorno político estable, Hong Kong ofrece algo más que una tasa baja en el impuesto de sociedades (16,5 por ciento): Su reputación.

En cuanto a la banca, los bancos de Hong Kong son conocidos por estar entre los mejores bancos offshore del mundo. El inconveniente es que en realidad no necesitan su dinero. Es más, debido a la presión por la transparencia, son ahora más estrictos que nunca cuando se trata de abrir una cuenta bancaria a un no residente. Además de exigir una gran cantidad de dinero como depósito inicial, los clientes son clasificados automáticamente en un determinado grupo (léase: su nivel de riqueza).

Si tiene una cantidad limitada de dinero para invertir, es mejor establecer una empresa en Hong Kong y abrir la cuenta bancaria en otro lugar: Panamá, Chipre, San Vicente, etc.

Singapur

Al igual que Hong Kong, Singapur se ha establecido con éxito como un centro financiero de primera clase con un fuerte sector de negocios y finanzas, y una economía y entorno político estables. También como Hong Kong, no es conocido popularmente como paraíso fiscal, aunque tiene una tasa de impuesto de sociedades del 17 por ciento, que es considerablemente más baja que otras jurisdicciones, como por ejemplo, Estados Unidos (39 por ciento) y Francia (34,4 por ciento).

En cuanto al sector bancario, Singapur está abierto a que los titulares de cuentas sean no residentes. Sin embargo, al igual que cualquier otra jurisdicción de banca offshore popular, Singapur se está volviendo progresivamente más estricta que nunca, "gracias" a la presión de los países vecinos.

Malasia (Labuan)

Malasia no es conocida generalmente como un paraíso fiscal, pero Labuan, territorio federal de Malasia, es de hecho un paraíso fiscal. Fue designado por el gobierno de Malasia como centro financiero internacional en 1990.

Con un 3 por ciento en impuesto de sociedades, el establecimiento de una sociedad en Labuan es muy atractivo. Al igual que la mayoría de los paraísos fiscales, Labuan no grava los ingresos generados fuera de la jurisdicción.

Bahrein

Aunque está situado en el Golfo Pérsico, en realidad el país está en el continente asiático. Su falta de reservas de petróleo le ha obligado a buscar otro sector para generar ingresos, y este es el sector de servicios financieros. Si bien la formación de una empresa en Bahrein es cara, su impuesto de sociedades cero es atractivo para los inversores y propietarios de negocios.

En cuanto a la banca, Bahrein no es conocido popularmente como destino de banca offshore. Especialmente debido a los estrictos requisitos para los no residentes, simplemente vamos a considerar que la banca offshore está restringida en la región.

Qatar

Al igual que Bahrein, Qatar está rodeado por el Golfo Pérsico, y es un país del continente asiático. Y al igual que Bahrein, Qatar es atractivo en cuanto a impuestos se refiere. Con un 10 por ciento en impuesto de sociedades, está entre los más bajos del mundo.

El aspecto positivo de Qatar es el sector bancario: Tiene un fuerte secretismo, y se está abriendo gradualmente a los inversores internacionales. El inconveniente, y que puede que haga que se reduzca su interés, es: Aunque Qatar es económica y financieramente fuerte, esta jurisdicción tiene una reputación mala en cuanto a derechos humanos. Esto es algo que debe ser tomado en cuenta si además de mover sus activos, planea trasladarse a Qatar como expatriado.

Conclusión

Como se puede ver en la lista anterior, con excepción de Hong Kong y Singapur, las otras jurisdicciones offshore en la región de Asia tienen mucho que hacer para ponerse al día. Indonesia, por ejemplo, está progresivamente gravando a las empresas una tasa baja de hasta el 20-25 por ciento. Sin embargo, la burocracia y el entorno político algo inestable restan interés a los inversores. El caso de Tailandia es bastante similar. Reglas y regulaciones que cambian rápidamente, por lo que, quizá habrá nuevas jurisdicciones offshore emergentes (¿tal vez la isla de Woody, en China?) que se unirán a las jurisdicciones populares. Sólo el tiempo lo dirá.

Una cosa es segura, usted necesita hacer las investigaciones pertinentes. Hacer averiguaciones acerca de la jurisdicción, y si no está seguro de qué hacer, como siempre le recomendamos, debería consultar a un abogado de confianza. Nosotros también le podemos ayudar a despejar la niebla, simplemente póngase en contacto con nosotros.